1) Introducción: Keynes y sus políticas. ¿Solución a la crisis?

Es habitual, en estos días, escuchar “opiniones” de todo el mundo acerca de la crisis así como las políticas económicas y sus repercusiones: algunos las critican y otros las justifican. Es el llamado “Intrusismo” del que hablaba hace tiempo en el blog. Hoy voy a tratar de explicar lo que según Keynes, uno de los mejores economistas de nuestra Historia, pasa cuando tomamos ciertas medidas como un aumento de impuestos o una disminución de gasto público, ambas contempladas dentro de las políticas fiscales que un gobierno puede llevar a cabo.

Keynes se caracteriza por construir un modelo cuyo objetivo primordial era intentar sacar de la depresión a la economía mundial. El modelo ve la luz en 1936 con el título “Teoría general del empleo, el tipo de interés y el dinero”.

 

 

Sus hipótesis de partida son:

    • Dominio de la demanda sobre la oferta
    •  Competencia perfecta en el mercado de bienes
    • Posibilidad de existencia de precios rígidos a corto plazo
    •  Algunos mercados de factores pueden estar en desequilibrio
    • Puede obtenerse la producción de equilibrio sin el pleno empleo de recursos
El modelo contribuyó a sacar la economía de la Gran Depresión y se deduce que el papel del Estado es necesario. La limitación de Keynes aparece en los años 70, ya que sus políticas estaban centradas en atacar el desempleo o la inflación, no dándose ambas dos nunca hasta entonces. Keynes y sus teorías resucitan y vuelven a cobrar sentido en 2008, cuando vuelven a aparecer estos grandes problemas. Supone que es imposible atacar los dos a la vez, ya que las medidas para dar solución a ambos problemas son totalmente opuestas.

Keynes se basa en un modelo de Demanda General, compuesto por consumo, inversión, gasto público y exportaciones netas. Su modelo daba solución a los dos grandes problemas que existían de forma independiente: el desempleo y la inflación. Para combatir el desempleo habría que incentivar el consumo, bajar los tipos de interés, aumentar el gasto social y/o ajustar los tipos de cambio, respectivamente. Dado que el tipo de interés y el tipo de cambio se determina en el BCE, el gobierno español solo tendría dos flancos por los cuales abordar la crisis. Por otra parte, para combatir la inflación y el déficit habría que hacer todo lo contrario, que es la política que ahora mismo se está llevando.

 

2) Definiendo variables
 
Función IS: muestra combinaciones de renta y tipo de interés que mantienen el equilibrio en el mercado de bienes. Su equilibrio se encuentra en:

 

 

Siendo α la propensión marginal al consumo, t el tipo impositivo, m la propensión marginal a importar, C el consumo, I la inversión, G el gasto público, X las exportaciones, M las importaciones y TR las transferencias del estado a las economías domésticas

 

Función LM: muestra combinaciones de renta y tipo de interés que mantienen el equilibrio en el mercado de dinero. Su equilibrio se encuentra en:

 
 

 

 

Siendo M la cantidad de dinero en el mercado, p el nivel de precios, h la sensibilidad de la demanda de dinero al tipo de interés, k la sensibilidad de la demanda de dinero al nivel de renta y la Y la renta o nivel de producción

Función Demanda Agregada: recoge la relación entre los niveles de renta y precios derivada del equilibrio conjunto de los mercados de bienes y dinero.

Función de Oferta Agregada: es la oferta total de bienes y servicios que las empresas planean poner a la venta en la economía nacional durante un período de tiempo específico. Es la cantidad total de bienes y servicios que las empresas están dispuestas a vender a un determinado nivel de precios en una economía.

Demanda de trabajo: depende del coste laboral real, que tiene en cuenta que el empresario además de pagar un salario tiene que pagar una cuota a la seguridad social

Oferta de trabajo: depende del salario disponible después de impuestos, es decir, lo que le queda a los trabajadores después de deducir sus impuestos directos sobre la renta salarial, la cuota a la seguridad social a su cargo y teniendo en cuenta la existencia de impuestos indirectos.

Función de producción: determina la cantidad que van a producir las empresas, es decir, la cantidad de bienes y servicios que éstas van a ofrecer al mercado. Las empresas emplean recursos productivos o stock de capital (maquinarias, ordenadores, instalaciones, vehículos, etc.) y recursos humanos (trabajadores).  

Podemos representar la función de producción mediante la fórmula y = F (L,K), que nos dice que la producción del país (Y) depende de la cantidad de trabajo (L) y de la cantidad de capital (K).

 

3) Ejemplo práctico de la política de Keynes en España

solucion-crisis

Variables del modelo:  

r: tipo de interés

Y: nivel de renta o producción

P: nivel de precios

W: salario nominal

N: nivel de empleo

Según su primer modelo, explicaré los efectos macroeconómicos que tienen las políticas actuales. Para entender los efectos de dichas políticas partimos de un punto A donde están todos los mercados en equilibrio (nivel de renta, nivel de salario real y nominal, precios, tipo de interés, nivel de producción) Cuando se lleva a cabo una disminución del gasto público o un aumento de impuestos afecta directamente al mercado de bienes. La disminución del gasto público hace que la gente tenga menos dinero en sus bolsillos para gastar, por lo que repercute doblemente sobre la disminución de la renta nacional: por una parte porque disminuye el gasto público y hace que la renta nacional disminuya y por otra porque disminuye el consumo de las personas, al disminuir el la renta disponible. A esto lo llamamos efecto multiplicador. Como las personas tienen menos dinero para gastar, las empresas tienen mayor número de existencias (inversión no planeada negativa, ya que acometieron un proyecto de inversión que no es viable) y reaccionan produciendo menos bienes o desinvirtiendo. Se produce una disminución de la renta, desplazándose la curva de bienes IS hacia la izquierda hasta el punto B.

Además, es necesario decir que según la situación de clima de consumo, se puede producir (como se está produciendo hoy en día) una perturbación interior, ya que los consumidores muestran una mayor preferencia por el ahorro, de modo que vuelve a producirse una disminución en la demanda de bienes y servicios. Por parte de las entidades privadas puede producirse otra perturbación, que es la de ver empeorar sus expectativas de beneficios ante esta situación de expectativas en el consumo, que se pueden ir materializando a corto y medio plazo. De este modo, para cada tipo de interés la inversión será menor, lo que disminuye la demanda por tercera vez de bienes y servicios. En el caso de que el resto del mundo tenga una situación similar, como es el caso que ocupa la actualidad, la disminución de las rentas de los demás países hacen que nuestras exportaciones disminuyan, repitiendo el proceso por enésima vez que hace que vendamos menos y la curva de bienes IS volviese a desplazarse a la izquierda.

clima-consumo-gfk

La falta de competitividad de nuestro país o la mejora de la competitividad de otros países por trabajo o capital, hace que sus precios sean menores y que nuestros productos nacionales se encarezcan con respecto de los extranjeros, de modo que disminuyen nuestras exportaciones reales y aumentan las importaciones reales, lo que vuelve a hacer que nuestra demanda de productos caiga y que a la dichosa curva IS no le quede más que volver a desplazarse hacia la izquierda. Una posible solución que tendría un efecto macroeconómico real sería la preferencia de productos nacionales frente a los extranjeros, consiguiendo aumentar las exportaciones reales y sustituir la demanda de productos extranjeros pro productos nacionales, de modo que las importaciones reales disminuirían, provocando que la curva IS tuviese el efecto desplazamiento hacia la derecha.  

A medida que la renta disminuye decrece la demanda de bienes para transacciones y los individuos empiezan a cuestionar la existencia de su riqueza en dinero, por lo que compran bonos para garantizar sus bienes monetarios, con lo que sube el precio de los bonos al aumentar su demanda y disminuya el tipo de interés. Al disminuir el tipo de interés aumenta la inversión y el consumo por el efecto multiplicador, obteniéndose gráficamente un nivel de renta y de tipo de interés inferior al inicial. Gráficamente pasamos de Y0 a Y1. Esto se llama efecto desplazamiento en el que el sector público provoca una bajada del tipo de interés que beneficia a la inversión y al consumo. Como la renta disminuye, para el mismo nivel de precios se produce un exceso de oferta que hace que el nivel de precios tienda a bajar. Esta caída de precios tiene un doble efecto: por el lado de la demanda y de la oferta.

Por el lado de la demanda, al disminuir los precios, aumenta la oferta de dinero transaccional, por lo que los individuos venden bonos, aumenta el precio de los bonos y disminuye el tipo de interés, por lo que la curva LM se desplaza hacia abajo, obteniéndose un nuevo equilibrio en el punto C.

En el mercado de trabajo, una disminución de los precios hace que la demanda de trabajo disminuya, desplazándose hacia la izquierda, ya que disminuye el ingreso del empresario por trabajador. La demanda de trabajo se desplaza hacia la izquierda.

La disminución del precio hace que disminuya el precio esperado pero en menor cuantía, por lo que los trabajadores esperan ganar poder adquisitivo y aumenta la oferta de trabajo pero menos de lo que disminuyó la demanda. Nos encontramos con un exceso de demanda de empleo. En términos nominales, disminuye el salario y al disminuir el precio real más que el esperado el salario real aumenta. Esto trae como consecuencia un aumento del desempleo y una disminución de la producción.

Efectos de este tipo de políticas indicada para épocas de bonanza económica:

  • Más desempleo, porque se asume el pleno empleo cuando se lleva a cabo (tasa de paro próxima al 1%)
  • Mayor salario real, pero menor nominal (se asume que los precios bajen y que tu poder adquisitivo aumente con menor dinero)
  • Menores cifras de producción, ya que se asume que las empresas producen al 100% de su capacidad productiva
  • Menor tasa de interés
  • Disminución de precios, ya que en periodos de bonanza se tiende a periodos de inflación que inflan demasiado los precios, por que es necesario poner una contención a la baja

4) Las políticas Keynesianas en los años 30

Las políticas de los países occidentales tomadas en dicha década se pueden calificar de insolidarias, vacilantes, incoherentes y contradictorias. Salvo los Estados Unidos, casi todos los países aplicaron una política encaminada hacia el equilibrio presupuestario, saneamiento monetario y competitividad de la producción nacional. Hoover adoptó medidas como la reducción del tipo de descuento, reducción de impuestos, concesión de 500 millones a las asociaciones de agricultores y elevación de las tarifas aduaneras. Estas medidas fueron anteriores a la Teoría de Keynes de 1936, pero dicho autor ya había señalado estoen la década de los años 20, aceptando el déficit público.

La Teoría Neoclásica se vino abajo cuando la crisis, las guerras, el pleno empleo, las rigideces de los salarios y la falta de libre competencia causaron desajustes. Los primeros pasos correctos fueron los de Gran Bretaña con Programas de Obras Públicas como generador de empleo y el New Deal de Roosevelt. Las medidas contribuyeron a una inflación y la reactivación del consumo y de la inversión, mejora de los agricultores y de los precios, reactivación industrial y generación de obras públicas como garante de empleo y se firman acuerdos sobre evitar el trabajo infantil, limitar la jornada laboral y mantener los salarios mínimos.

Sin Keynes, el curso de la Historia reciente hubiese sido diferente. Vivió la I Guerra Mundial, el Crack del 29, la expansión del paro en los años 30 y la II Guerra Mundial. Plantó cara a los pensadores neoclásicos sobre inflación y paro y apoyó las políticas desde el sector público, dudando de dos dogmas:

1) Cuando el paro aumenta es indispensable reducir salarios

2) El principal responsable de la inflación es el aumento de la cantidad de dinero en circulación.

Los políticos y economistas aprendieron de Keynes que cuando la inflación se disparaba bastaba con generar desempleo y que cuando el paro subía se podía potenciar la economía con inversión pública, aun a costa de generar más inflación. Sus teorías ayudaron a activar la economía en periodos de depresión y a reconstruir el país tras una guerra.

NOTA: Por un error con el excel, la función de producción no tiene su origen en el valor (0,0)

Fuentes:
Daniel Peribañez Caveda. La Economía Internacional. Historia Económica. Área de Historia e Instituciones económicas. Departamento de Economía. Universidad de Oviedo, 2002

Aldcroft D. H. Historia de la economía europea 1914-1980, Crítica

Aldcroft. De Versalles a Wall Street. Crítica, 1919-1929

Cabrera, Santos Juliá y Aceña. Europa en crisis 1919-1939, Alianza

R. Cameron. Historia Económica Mundial. Alianza, 1989

J. K. Galbraith. El crac del 29. Ariel, 1976

A. G. Hardach. La Primera Guerra Mundial. Crítica, 1986

J. M. Keynes. Ensayos de persuasión. Crítica, 1989

P. Kindleberger. La crisis económica, 1929 – 1939. Crítica, 1986

Jose Francisco Baós Pino, Mercedes García Díez, Ana margarita Martínez Zamora, Mª José Pérez Villadóniga, Juan Prieto Rodríguez, Luzdivina Rozado Fernández, Alan John Wall . Macroeconomía I-II (2005) Departamento de Economía. Universidad de Oviedo

Bajo, O. y Monés, M.A. Curso de Macroeconomía. Antoni Bosch Editor, 2ª edición, 2000. Bajo, O. y Monés, M.A. Ejercicios de Macroeconomía Intermedia. Antoni Bosch Editor, 2ª edición, 2000. Blanchard, O. Macroeconomía. Prentice-Hall, 2ª edición, 2004. Mankiw, N.G. Macroeconomía. Antoni Bosch Editor, 4ª edición, 2002. 

Francisco Mochón Morcillo. Economía, teoría y política. Mc Graw Hill. 5 edición, 2005