La película Inside Job

Inside Job o “Trabajo confidencial” en español, es una película documental realizada en 2010 perteneciente a la categoría de “cine crítico” y ganadora de un Óscar en 2011 al mejor documental.

La crisis acontecida en los últimos años, los orígenes y sus implicaciones son el tema principal, en el que se ahonda durante toda la película. Además se analizan las terribles consecuencias que la crisis ha tenido sobre Estados Unidos, la economía global del resto del mundo y la economía doméstica de las personas.

La película ha sido dirigida por Charles Ferguson, director de cine novel nacido en San Francisco, además de científico, matemático y empresario que ganó dinero suficiente vendiendo su empresa a Microsoft como para poder dedicarse a la investigación, escritura y cine.

Ferguson cuenta con experiencia demostrable como asesor de la Casa Blanca y ha sido consultor de varias empresas tecnológicas importantes. Esto le ha permitido detallar con mucha concreción aquellos aspectos fundamentales acerca de la crisis, sus causas y toda una serie de hechos contrastados con mucha documentación oficial. Además, se apoya en testimonios de personalidades relevantes de la escena política y económica de talla mundial.

Argumento de la película Inside Job

Inside Job se basa en un orden cronológico de determinados hechos acaecidos antes y después de 2008, cuando estalla la burbuja inmobiliaria y el sistema se colapsa.

La historia está dividida en varias secciones o capítulos. Cada uno está enfocado hacia un momento histórico que explica la situación de partida para entender la crisis. Se explican casos previos constatados y relacionados que han sucedido con anterioridad en Estados Unidos y otros países del mundo para poder establecer analogías, las causas y los desencadenantes. Se estudian las consecuencias a nivel político y económico, la situación previa vivida al estallido de la crisis y cómo se vivió la crisis en distintos países del mundo.

Para documentar la película el director cuenta con numerosas personalidades relacionadas de una u otra manera con el momento histórico, que dan su opinión acerca de la situación previa o posterior a la crisis y explican cómo se vivió desde diferentes ámbitos o instituciones. También juegan un papel importante las entrevistas no realizadas por declinar la oferta el entrevistado, como síntoma de miedo y vergüenza por falta de argumentos de peso como para dar respuesta al entrevistador.

Intercalando las entrevistas personales realizadas a numerosos personajes de la escena pública, la voz en off del presentador introduce imágenes de numerosa documentación de archivos públicos y privados. Esto nos hace pensar que este documental ha tenido una profunda labor de investigación científica. Todos los datos y todas las declaraciones acerca del proceso histórico están perfectamente documentadas y mencionadas con sus fuentes.

Consideraciones acerca de la película Inside Job

Podríamos cotejar la hipótesis de que Inside Job no es del todo objetivo o tiene un sentido de manipulación mediática. Sólo basta con la enorme diversidad y amplitud de entrevistados que forman parte del mismo para ver que se pretenden tener todas las posturas y puntos de vista del problema desde todas las organizaciones que han jugado un papel clave en este conflicto.

Por lo tanto, parece que se trata de forma imparcial y que cada personaje expresa de forma libre cuál es la opinión que le merece cada hecho que se analiza o cada pregunta que se le formula.

También podríamos pensar que Inside Job se ha hecho con algún tipo de propósito ideológico o afinidad política para beneficiar o atacar a un partido o a otro de los representados en las cámaras de Estados Unidos. Sin embargo, se cuestionan varios gobiernos desde los años 50 hasta el formado por Barack Obama. Se realiza una crítica en mayor o menor medida de la implicación o desidia que han tenido en multitud de temas financieros figuras de todos y cada uno de los gobiernos. Por tanto, si reflexionamos acerca de esto nos podemos dar cuenta de que el documental carece de posicionamiento ideológico o preferencia con alguno de los partidos políticos que forman parte del sistema democrático de los Estados Unidos.

Debido a la temática y las posibles implicaciones, también se nos podría pasar por la cabeza que existe algún lobby o grupo de presión interesado en formar parte del guion o, dicho de otra forma, interferir sobre los datos para favorecer sus intereses privados. No obstante, teniendo en cuenta la situación actual del director y su capacidad investigadora, así como el tratamiento homogéneo que se da a todos los empleados y el tipo de preguntas comprometidas que se realizan con independencia del sujeto entrevistado, no es creíble que pueda existir alguna empresa privada detrás de la financiación de esta película.

Teniendo en cuenta que hemos rechazado que pueda existir algún tipo de interés oculto para realizar este reportaje o que Inside Job pueda ser en esencia subjetivo, podemos plantear la hipótesis de si el documental es o no de utilidad. En el documental podemos conocer una serie de sucesos históricos y cómo, la influencia de determinadas personalidades y sectores, han derivado en una gran estafa y un gran fraude mundial que ha concluido con daños irreparables en la situación de la sociedad del bienestar. El derecho y el deber de la información del ciudadano son dos premisas que hacen que este documental sea considero de utilidad pública. De esta forma, los ciudadanos puedan tomar conciencia sobre qué ha motivado esta situación histórica que se ha vivido y qué tipo de soluciones se podrían tomar para que no se repitan estos actos.

Lo anterior nos puede llevar a otros puntos de debate y discusión y podríamos plantearnos diferentes hipótesis. Podríamos discutir cuál es el grado de implicación que tienen los ciudadanos sobre este y otros problemas, si el modelo capitalista feroz es un modelo de sociedad adecuado para la mayor parte de la población o si existen conflictos de intereses en los distintos estamentos sociales en la actualidad.

Precisamente podemos ver en Inside Job cómo todo comienza realmente con la actitud que tienen los ciudadanos ante las expectativas económicas futuras. Estas falsas expectativas sobre la economía unidas al gran poder de convencimiento de determinados comerciales por colocar productos financiero con elevado riesgo y alta probabilidad de no retorno a la banca, hacen que muchos ahorradores sin conocimientos decidan ponerse en manos de conglomerados financieros para financiarles casi la totalidad de sus hipotecas. Por lo tanto, todo empieza por mejorar la educación de las personas en distintos aspectos. Por lo tanto, los ciudadanos deberían mostrar más interés y luchar para conseguir una mayor y mejor formación educativa como pilar para no ser defraudados ni engañados por otros agentes sociales o individuos.

También podríamos partir del supuesto o hipótesis de que los poderes son independientes y que el Estado vela para que no existan conflictos de intereses. Este supuesto vemos que no se cumple, ya que en el documental vemos a determinadas personalidades que saltan de instituciones públicas a privadas y viceversa. Además, las personas escogidas desde los poderes públicos para resolver los conflictos muchas veces son las mismas que han originado el problema o alguno de los males. O simplemente personas que no han tomado cartas en el asunto cuando el problema ya estaba originado.

Esto nos lleva a la conclusión de que los poderes no son independientes y que se ha de legislar o regular para que las personas que ostenten cargos públicos no puedan ostentar puestos en compañías privadas. Otra opción sería establecer determinado régimen de incompatibilidades para que la empresa privada no influya con el interés de sus accionistas sobre medidas que han de tomar los gobiernos.

Objetivos de la película

Pero, ¿cuál es el objetivo de Inside Job?

Aunque al principio no lo veamos claro, a medida que avanza la película nos damos cuenta de que el objetivo fundamental  es dar luz pública sobre cómo funciona realmente el sistema financiero y las implicaciones que tiene el poder privado y la banca sobre el sistema político.

Desde hace más de 50 años, el documental aporta datos sobre cómo se ha tratado de paliar un problema emergente sin éxito. El poder de la banca sobre los políticos ha hecho que no se hayan tomado las medidas necesarias y suficientes con tiempo suficiente para no llegar al punto en que se ha llegado en 2008.

Inside Jobs juega un papel fundamental para concienciar al espectador de la realidad de los poderes fácticos para que no permanezcamos ciegos ante la realidad.

La película se organiza en un orden cronológico y se basa en hechos y datos contrastados para conseguir dichos objetivos.

Islandia: el origen de todo

Inside Job comienza hablando sobre la situación de Islandia antes de la crisis. Este país tenía un PIB de 13.000 millones de dólares y, debido a la privatización de la banca, los bancos llegaron a arrojar pérdidas de más de 100.000 millones de dólares. Esta privatización provocó que muchas personas se quedasen en paro y perdieran sus hogares o que no pudiesen acceder a nuevos inmuebles, debido a la multiplicación exponencial del precio de la vivienda en este país. Además, la inversión de determinadas compañías contaminantes, provocó un efecto negativo sobre el medio ambiente.

Sin embargo, las empresas encargadas de auditar a estos bancos no encontraron nada sospechoso y las agencias de rating (calificación de crédito) calificaban a Islandia con la mejor calificación posible (AAA) en Febrero del 2007, antes de que el país fuese declarado en quiebra.

El primer caso de conflicto de intereses lo podemos ver con el ejemplo de Islandia. Frederic Mishkin, gobernador de la reserva federal estadounidense entre los años 2006 y 2008 y profesor de la Universidad de Columbia escribió un artículo-informe sobre el sistema financiero del país en el cual defendía que poseía unas instituciones sólidas y competentes, además de un banco central fiable. Lo que se ocultaba es que  recibió 124.000 dólares de la cámara de comercio islandesa, por lo que este artículo deja de ser considerado de rigor académico y científico al estar supeditado a los intereses de una organización partidista e interesada, por lo que el artículo es carente de veracidad u omite aspectos relevantes.

Por otro lado, esta triple o doble A que las agencias emitían las podemos cuestionar, ya que no reflejan la realidad económica o financiera de un organismo o institución.

El caso de Islandia nos ilustra para enfocar la temática de la película, establecer diferentes hipótesis sobre la complejidad de las causas de la crisis y el papel que han tomado los distintos entes en la misma y sobre las consecuencias a las que nos ha llevado a la población mundial.

Situación en Estados Unidos

Tras la gran depresión, EEUU experimentó 40 años de desarrollo económico sin atravesar ninguna crisis financiera, ya que la mayoría de los bancos eran negocios locales y existía una fuerte regulación bancaria. Los bancos tenían prohibido especular con los ahorros de sus clientes. 

Sin embargo, Reagan comenzó un periodo de 30 años de desregulación permitiendo así  a los bancos de inversión hacer inversiones de riesgo con los ahorros de sus clientes. Los presidentes siguientes continuaron con esta serie de medidas.

En 1998 Citicorp y Traveller, se fusionaron en City Group, creando una de las empresas financieras más grandes del mundo. Aunque incumplían las leyes para evitar que los bancos con depósitos clientes realizaran operaciones bancarias de alto riesgo, en 1999 el congreso aprobó el acta gramm-leach Bliley, que anulaba el acta glass Steagall y abría el camino a futuras fusiones.

Los salarios tras la desregulación financiera en este sector se dispararon en comparación con el resto de sectores.

La nueva situación provoca un conglomerado muy limitado de bancos, entes financieros y sistemas de crédito, casi de forma dicotomizada.

La crisis de las puntocom y los derivados

A principios de los años 2000 llega la primera gran crisis. Mientras las compañías de banca de inversión habían promovido que sus clientes invirtieran en las punto.com, a nivel interno consideraban esa inversión como basura, a pesar de estar muy bien calificado por agencias del rating. Poco tiempo después muchas webs desaparecieron o se fusionaron, haciendo perder mucho dinero a los inversores.

Como reflexión moral, podemos ver diferentes irregularidades o actos éticamente y legalmente cuestionables que se plantean en el documental y suceden con carácter recurrentes en este tipo de empresas. Digamos que los valores o imagen de las compañías se ven comprometidos cuando se descubre que financian a terroristas y motivan a sus trabajadores con prostitución y drogas.

A principios de los 90 surgen los productos derivados, que requieren de bastante ingeniería tecnológica, que son productos complejos que juegan con estimaciones futuras sobre probabilidades de rentabilidad en corto, medio y largo plazo. Los economistas y banqueros afirman que son activos seguros, aunque en realidad son activos muy volátiles. Los derivados permitían a los bancos apostar sobre cualquier cosa y de forma conjunta. La actuación de determinados lobbies ofreciendo cargos privados a políticos provoca que no se llegue a legislar ni a prohibir este tipo de productos.

También surgen los créditos subprime, que son créditos que conllevan unos intereses más altos al tener más riesgo. Por lo tanto, se comienza a dar créditos a personas que no tienen suficiente capacidad de pago.

La burbuja económica que desemboca en la crisis se gesta desde 2001 hasta 2007. En el documental, Allan Sloan, editor jefe de la revista Fortune explica cómo se concedían hipotecas por el 99% del valor del inmueble de forma general sin analizar la capacidad de pago.

Productos financieros complejos: los swaps

También surgen los CDS o swaps. Según Wikipedia, una permuta de incumplimiento crediticio (también conocida por su término en inglés, credit default swap o CDS) es un producto financiero que consiste en una operación financiera de cobertura de riesgos, incluido dentro de la categoría de productos derivados de crédito, que se materializa mediante un contrato de swap (permuta) sobre un determinado instrumento de crédito (normalmente un bono o un préstamo) en el que el comprador de la permuta realiza una serie de pagos periódicos (denominados spread) al vendedor y, a cambio, recibe de éste una cantidad de dinero en caso de que el título que sirve de activo subyacente al contrato sea impagado a su vencimiento o la entidad emisora incurra en suspensión de pagos.

Los bancos de inversión animan a inversores a comprar acciones de empresas sin futuro en el mercado, pero que obtenían la calificación máxima calificación por parte de las agencias de rating. Recibían grandes compensaciones económicas por estas calificaciones y no tenían ninguna responsabilidad.

A pesar de que se baten records de contratación de hipotecas subprime, la Reserva Federal no toma cartas en el asunto. A finales del 2008, explotaba la crisis financiera. Los prestamistas ya no podrían colocar esas “hipotecas basura” a los bancos de inversión. Como muchas personas pierden sus trabajos no pueden hacer frente a su hipoteca y comienzas los impagos y los embargos. Toda esta situación provoca que los precios de los inmuebles disminuyan y que se generen deudas millonarias impagadas al sistema bancario nacional.

La caída de Lehman Brothers tuvo una importante repercusión en el sistema mundial, ya que no fue la única empresa que quebró. Empieza aquí un largo proceso de fusiones entre empresas, compras y adquisiciones de unas por parte de otras, distintas reestructuraciones y rescates con el dinero público del gobierno. El gran rescate público de 700 mil millones de dólares fue aprobado por Bush, en Octubre de 2008. El conflicto de intereses entre lo público y lo privado vuelve a tener lugar en este momento histórico, ya que vemos que Hank Paulson, secretario del tesoro, había sido consejero delegado de Goldman Sachs previamente.

La importancia de los lobbies en este momento es enorme para entender el rescate público. Entre 1998 y 2008 la industria financiera “invirtió” más de 5 mil millones de dólares en lobbies y contribuciones a campañas electorales. Desde que estalló la crisis, estaban invirtiendo si cabía aún, pues la “presión” tenía que ser mayor.

En palabras del director del FMI (Fondo Monetario internacional), Dominique Strauss Khan: “Al final, los que pagan son siempre los mismos, los más pobres”.

Los efectos de las crisis también hacen mella en otras partes del mundo. El documental nos muestra otras consecuencias como el auge de la deslocalización y la inversión en otros países para reducir costes, cambiando mano de obra local por mano de obra de otros países como China.

En la siguiente parte del documental nos hablan acerca de la responsabilidad que tienen las diferentes instituciones en el desencadenamiento de la crisis, haciendo hincapié en la figura del profesor Hubbard, decano de la escuela de negocios de la Universidad de Columbia y asesor de grandes corporaciones financieras a cambio de cuantiosas sumas. Esto nos hace cuestionarnos la falta de regulación que existe para evitar conflictos de intereses o cómo un cargo público que ha de ser objetivo con sus clases no lo es debido a su vinculación con entes privados estratégicos. Y esto va más allá. Podemos observar que muchos intelectuales académicos apoyaban la desregulación financiera por proporcionarles algún tipo de beneficio personal. 

Actualidad

En la última parte del documental se retrata la sociedad en el año 2010, con una alta concentración de empresas del sector financiero. Esta crisis ha provocado la eliminación de la clase media y el aumento de desigualdades con un reparto desigual de la riqueza. Sin embargo hay empresas tecnológicas punteras que están generando valor, aunque requieren conocimientos muy técnicos y específicos y las Universidades no están al alcance de la mayor parte de los bolsillos.

Aunque puede parecer que el cambio de gobierno y la entrada de Obama vayan a suponer un cambio en la dirección y un menor poder de los lobbies influyentes, lo cierto es que siguen ejerciendo presión y el gobierno ha hecho muy poco para tratar de solucionar estos problemas. Es más, Obama realiza nombramientos de personalidades que habían trabajado en épocas pasadas, que se encuentran en la misma línea ideológica o que han tenido vinculaciones con alguna de las empresas del sistema financiero.

Por lo tanto, resulta muy complicado cambiar el status quo que lleva dominando los mercados tanto tiempo.

Podéis ver el documental completo haciendo clic aquí