Friend+Me (Friendplus.me) es un gestor de contenidos que permite compartir la actividad de un perfil o página de Google+ en otras redes sociales como Twitter, Facebook y Linkedin.
 
Una vez registrado de forma gratuita, tienes que seleccionar tu página o perfil de Google+ que conectará con uno, dos o tres posibles destinos. Éstos pueden ser un perfil de Linkedin, perfil de Twitter, perfil de Facebook o fanpage de Facebook. 
 
Al acceder a la fuente de origen, la herramienta nos ofrece tres pestañas:
 
Timeline: detalla los últimos contenidos compartidos en Google+ que han sido compartidos en alguna de otras redes sociales y la fecha en la que han tenido lugar.
 
 
Routing: el contenido que decidimos compartir en otras redes lo podemos configurar de dos formas. La primera sería de forma automática, es decir, todo lo que pongamos en Google+ nos saltará en el resto de redes que queramos. La segunda es a través de hashtags. Friend+me funciona con las siguientes etiquetas creadas de forma predifinida que podemos modificar en cualquier momento:
 
#t : compartimos el contenido en Twitter
#f : compartimos el contenido en Facebook
#l : compartimos el contenido en Linkedin
 
Podemos jugar con las letras y compartir en varias redes a la vez. Por ejemplo, si ponemos #ftl (sin importar el orden de las letras) se compartirá en las tres redes sociales. Lo mismo ocurrirá si decidimos compartirlo solo en dos.
 
 
 
Setup: nos da la opción de llevar este contenido a comunidades abiertas públicamente.
 
 
 
Mi recomendación es no automatizar todo el contenido, ya que tenemos un límite de 40 publicaciones gratuitas al mes, utilizar los hashtags y no compartirlo en comunidades, ya que podemos estar presentes en varias con diferentes temáticas.
 
 
En cuanto a los destinos éstos pueden ser Twitter, Facebook y Linkedin. El Timeline es similar al presentado con Google+ pormenorizado según la red social. En el apartado de settings podemos desactivar la fuente de destino, configurar el acortador de enlaces que queramos (bitly o propio de friendplusme), volver a conectar en caso de haberse producido un error y eliminar, definitivamente, la red de destino.
 
 
 
 
En el apartado Routing podemos seleccionar las redes de Google+ que tenemos activado desde las cuales coge la información para compartir. EL plan gratuito permite sólo una red origen. 
 
La única pestaña cuya información cambia es la de Setup
 
En Twitter nos permite decidir si queremos que el link redirija a la publicación original en Google+ y si queremos limitar la longitud de los tweets a 110 caracteres para favorecer los RT.
 
Mi recomendación es redirigir el tráfico hacia nuestra publicación original en Google+ y no limitar a 110 caracteres el tweet por cuestiones meramente estéticas. 
 
En Facebook nos deja tomar decisiones sobre el redireccionamiento a la publicación original al igual que en Twitter, incluir en ellas el texto “leer más en Google+”, compartir las fotografías en forma de enlace y al público con el cual queremos compartirlo.
 
Mi recomendación es redirigir el tráfico, no incluir el texto “read more”, no repostear las fotos como enlace y configurar la visibilidad exclusivamente a tu lista de amigos. 
 
En Linkedin lo único que, de momento, nos permite configurar es la visibilidad, entre pública o exclusiva a contactos.
 
Para los usuarios que se les quede corta la versión gratuita existen varias modalidades Premium a un precio anual bastante asequible. Por 30$ podemos tener hasta tres perfiles y por 50$ un número ilimitado, ambas opciones con posibilidad de compartir mensajes ilimitados en otras redes sociales. Además, podemos fusionar varios perfiles creados de forma independiente.
 
 
 
Una particular que tiene esta herramienta es que si no la usamos de forma habitual nos penaliza. Por ejemplo, si tenemos contratado el plan gratuito y posteamos a diario el tiempo medio que tarda en compartirlo en las redes sociales es de 10 minutos. SIn embargo, este intervalo asciende a 25 minutos si el día anterior al momento en el que vamos a compartir contenido no hemos posteado, 80 minutos si no usamos la herramienta durante dos días y de hasta 180 minutos en el caso de que no la hayamos usado durante los últimos tres días.
Esta herramienta fue una de las recomendadas en la segunda parte del Hangout en MeelowLab de Fares Kameli titulado “Gestión de redes sociales con garantías”.