festival-benicassim-fib

Presentación

El Festival de Benicàssim – FIB es un festival de música independiente que se celebra en Castellón (España).

Ha logrado un buen posicionamiento, ya que hoy en día la palabra Benicàssim la asociamos directamente a buena música. El festival ha conseguido que esta pequeña población de 20.000 habitantes se vea desbordada. Cada año cuentan con jóvenes procedentes de distintos países, que combinan fiesta, buena, música y playas mediterráneas.

 

Un entorno ideal

Benicàssim cuenta con el mar Mediterráneo y con montaña a 729 metros sobre el nivel del mar. El Paraje Natural del Desierto de las Palmas lo defiende de las inclemencias climáticas. Además, ofrece una impresionante panorámica de los seis kilómetros de playas de calidad certificada. Este contraste actúa de elemento diferenciador con respecto a otras zonas costeras.

La evolución de municipio Benicàssim, que cuenta con una gran tradición turística, ha sido espectacular en todos los aspectos. Mantiene un desarrollo turístico controlado encaminado a satisfacer ocio, cultura y diversión en cualquier época del año. La mejora de los niveles de calidad en la red de alojamiento, actividades de ocio, comunicaciones, de equipamiento, medioambiental y cultural son los objetivos prioritarios del Ayuntamiento de Benicàssim, combinando descanso y diversión.

Historia del Festival de Benicàssim: primeros años

El Festival Internacional de Benicàssim fue inicialmente conocido como Festival Independiente de Benicàssim. Se crea en 1995 por dos hermanos leoneses residentes en Madrid (Miguel y José Morán). Su intención era reunir a 30 grupos locales, dentro del panorama independiente de la música. Este tipo de eventos estaba teniendo un gran éxito en el Reino Unido y España daba sus primeros coletazos de vida. Las principales aportaciones a ese primer cartel fueron The Charlatans, Supergrass y Los Planetas, los cuales han estado siempre muy ligados al festival y han actuado varias veces. En ese primer FIB hubo una asistencia de unas 8.000 personas y sus conciertos se organizaron en el Velódromo de Benicàssim.

A partir de 1998, el festival experimentó un notorio salto cualitativo. Se desplaza hacia un nuevo recinto con mejores condiciones para albergar al público y a artistas de la talla de Björk, Sonic Youth, PJ Harvey, Primal Scream o Spiritualized, entre más de 60 artistas repartidos en tres escenarios durante tres días.

Además, a partir de este año, se inician las Actividades Extramusicales como la Pasarela de Moda y la muestra de teatro, ambos proyectos sin ánimo de lucro. Estas actividades irían incrementándose y consolidándose en años sucesivos. De esta forma, aparecen la Cita con la Danza, los Cursos de Verano, el Festival Internacional de Cortos y FIB-Art. Todas estas actividades se integran en el espacio urbano de Benicàssim, ofreciendo una propuesta cultural abierta a todos.

Vinculación de Heineken

En 2001, Heineken se vincula como patrocinador principal pasando éste a llamarse FIB Heineken. Al año siguiente, se registró otro gran momento en la historia del Festival: 38,000 asistentes diarios.

La edición de 2003 siguió ofreciendo variedad y calidad. Las actuaciones más relevantes son Blur, Moby, Echo & The Bunnymen, Suicide, Beth Gibbons & Rustin’ Man, entre otros.

En 2004 se celebró el décimo aniversario. Por este motivo, el cartel se formó con grandes e influyentes nombres como Kraftwerk, Brian Wilson, Pet Shop Boys, Lou Reed, Wire o Einstürzende Neubauten. Su objetivo fue hacer un guiño a la historia de la música. Por eso mismo, en 2005 pasaron por el FIB los brillantes directos de Nick Cave & The Bad Seeds, Richard Hawley o Yo La Tengo.

En la edición de 2006 volvió a sentirse la fuerte convocatoria de FIB Heineken. Se logró un lleno absoluto que agotó los abonos a dos meses de su celebración. Aquel tercer fin de semana de julio fueron 40.000 asistentes diarios los que aplaudieron a Depeche Mode, Morrissey, Pixies, Madness, Franz Ferdinand o The Strokes.

Récord en 2007

Reafirmando su posicionamiento en nuestro país y en Europa, FIB Heineken 2007 volvió a batir un record de asistencia de más de 150.000 visitas. A lo largo de cuatro días sus asistentes disfrutaron de la magia de Devo, The B-52’s, Arctic Monkeys, Iggy & The Stooges, Wilco, Amy Winehouse o Rufus Wainwright.

FIB Heineken 2008 siguió marcando la línea de distinción y calidad. Cuentan con My Bloody Valentine, de nuevo Morrissey, The Raconteurs, Siouxsie, Morente y Omega con Lagartija Nick. Además, `pudieron disfrutar de auténticos hitos como el concierto de Leonard Cohen.

En 2009 el festival cumplió quince años y batió todos los récords de asistencia. En ese año, actúan grupos como Oasis, Kings of Leon, Franz Ferdinand y The Killers. Se alcanzaron más de 50.000 personas por día, sumando un total de 200.000 visitas al recinto. El lleno fue absoluto en el recinto de conciertos, zonas de acampada y hoteles de  la ciudad y poblaciones colindantes.

En 2010 acabó una década de FIB contando con Heineken como patrocinador principal.

A partir de la edición de 2011, el festival recupera su nombre original y emprende una nueva etapa. Se alcanzan las 132.000 visitas en los cuatro días de conciertos. Esto supone una normalización de la asistencia, más cercana a ediciones como 2007 o 2008 que a la edición récord de 2009.

Ray Davies, Kasabian, Vampire Weekend, The Prodigy, Dizzee Rascal, Letfield y el primer concierto de Gorillaz en España, presentando, en uno de sus contadísimos conciertos, la impresionante puesta en escena de ‘Plastic Beach’.

Diversificación del proyecto hacia otras actividades

El FIB no ha querido consolidarse sólo como un mero Festival de música. Por esta razón, la organización decidió aportar actividades culturales extramusicales para diversificar la oferta cultural. Así, se creó el FIB Residence, el lugar de encuentro de todas las actividades culturales. Es arte, teatro, cine, música y cursos durante toda la semana. Encontramos el FIB Art, FIB Cinema y FIB Cursos.

El recinto de conciertos cuenta con aproximadamente 130.000 metros cuadrados. Además, cuenta con tres amplias zonas de descanso y una extensa oferta gastronómica que vela por la calidad y la variedad. Por otro lado, existe el FIB Market, donde se puede adquirir música, ropa y más.

Existen dos zonas de acampada el Campfest, que es gratuita para la gente que posee un bono de 3 o 4 días. Consta de una superficie de 150.000 metros cuadrados.

La zona de pago, llamada VillaCamp, tiene capacidad para aproximadamente 2.000 personas. Está situada justo en frente del recinto de conciertos, a unos 700 metros de la playa y a un kilómetro del acceso para público del recinto.

Modelos de gestión: presupuesto y financiación

Una de las cuestiones más llamativas es la ausencia de grandes patrocinadores. De hecho, ninguno de los escenarios principales tiene un patrocinador comercial. Ahora cuentan con algunos acuerdos más pequeños que compensan en parte esas ausencias. Para compensar estos anuncios, la Diputación de Castellón (que destina cada año 400.000 euros al patrocinio de los numerosos festivales que se organizan en la provincia) bombardeó a los asistentes con las virtudes turísticas de la tierra. Los festivales, por su parte, dejan unos ingresos de 58 millones de euros anuales en el territorio.

Público objetivo

En cuanto a la procedencia de los asistentes al festival, el 48 % provienen del Reino Unido e Irlanda, el 46 % de España y un 6 % de otros países europeos. Sin embargo, destaca el incremento de público español, cumpliéndose así uno de los objetivos propuestos por la organización

Plan de comunicación

El plan de comunicación se han centrado en los siguientes soportes y medios. Para el público nacional se cuenta con publicidad en Facebook, Spotify, Vogue, EuropaFM, Rolling Stones, Tuenti, RNE, MTV España. Sin embargo, para el público internacional destacan la MTV, Facebook, Spotify, Rolling Stones, LastFM, VIVA, Myspace y YouTube.

 

Impacto socio-económico

El FIB creó aproximadamente unos 3.000 puestos de trabajo para residentes en la Comunidad Valenciana, en su mayoría residentes en Castellón, provincia donde tiene lugar este Festival. Esto supone gran aporte económico para Benicàssim y también para la Comunidad Valenciana. Su repercusión económica directa se sitúa en torno a los 21 millones de euros y la indirecta, repercusión en los medios de comunicación, ronda los 13 millones de euros.

Además, la organización aporta un total de 3 millones de euros dedicados a proveedores de la Comunidad Valenciana.

Por parte de la alcaldesa de Benicàssim, Susana Marques, y el presidente de la Diputación de Castelló, Javier Moliner, han destacado la rentabilidad que suponen los festivales en Benicàssim y han cifrado en 50 millones de euros el impacto económico directo del FIB.

Melvin Benn ha anunciado que el Festival Internacional de Benicàssim celebrará su 23 edición del 13 al 16 de julio del 2017

 

Fuentes

Festival Internacional de Benicàssim (FIB) – Economía de la Cultura. (2014). Cultura.ikemas.net

Arranca el Festival de Benicàsim con altas previsiones de público. (2016). La Vanguardia.

perfil, V. (2014). FIB – Festival Internacional de Benicássim . Ciamariavamusi4eso.blogspot.com.es

Benicassim – Edessa. (2017). Edessa.es

FIB 2017 :: Festival Internacional de Benicàssim. (2017). Fiberfib.com

El FIB 2016 cierra con una suma de 170.000 espectadores, 46.000 para Muse. (2016). www.efe.com