contaminacion-madrid

La contaminación en Madrid

Las soluciones tomadas por el Ayuntamiento de Madrid en los últimos meses han generado controversia en la opinión pública. Recientemente se han tomado medidas como el corte de la Gran Vía o la prohibición de aparcar dentro de la M30 que han generado tensión y malestar en algunos ciudadanos.

Con este artículo se pretende hacer un recorrido por otras ciudades del mundo como Pekín y Berlín. De esta forma, llegaremos a estudiar y analizar la situación de Madrid y entenderemos el caso dentro de un ámbito global.

Se verá que el Ayuntamiento de Madrid está tomando medidas similares a otras ciudades preocupadas por los efectos de la contaminación sobre la salud.

Efectos de la contaminación en distintas ciudades

Según la OMS, la contaminación provoca siete millones de muertes prematuras al año. Sus agentes letales son gases y partículas generadas por fábricas,  calefacción o el transporte.

La contaminación atmosférica afecta a todas las megalópolis. Las más afectadas son las capitales emergentes, un síntoma de su desarrollo desenfrenado.

Según la OMS, Nueva Delhi es la ciudad más contaminada del planeta superando más de 100 veces la cantidad recomendada. Se determina una esperanza de vida hasta tres años menor y un millón y medio de muertos al año.

Sin embargo, Paris tampoco ha derrotado esta gran amenaza. La densidad del tráfico por carretera y la renovación del parque automovilístico del diésel han amplificado este fenómeno.

Cómo se forman los nuevos contaminantes

Con el viento y el sol los contaminantes se dispersan, mezclan y transforman. Así surgen nuevos contaminantes secundarios: partículas finas cancerígenas y el ozono. Cuanto más se mezclan más difícil es combatir el problema porque crean una capa baja en la troposfera. Y cuanta más baja sea esta será más tóxica por la acumulación de contaminantes.

La nube fotoquímica reacciona de formas distintas en función de las condiciones meteorológicas. Mientras que la lluvia arrastra estos contaminantes al suelo el viento los dispersa y un anticiclón mantiene la nube estancada.

En los últimos diez años los científicos han estado reuniendo pruebas con estudios epidemiológicos, estudios con animales e investigación puntera. Esas nanopartículas llegan a los alveolos, torrente sanguíneo e incluso al corazón y al cerebro, provocando diferentes tipos de cáncer.

El caso de China

China y Pekín han sacrificado el medio ambiente a cambio de conseguir mayor ritmo de crecimiento.

En Pekín, las tasas de cáncer de pulmón se han disparado en más de un 50% en diez años. Un estudio internacional avalado por la OMS, cifra en 1,2 millones de muertes prematuras.

En 2014, China toma medidas como el cierre de fábricas alrededor de una ciudad o la renovación del parque automovilístico. Sin embargo, los resultados siguen siendo insuficientes debido a la corrupción  y reticencias de las provincias chinas.

Estado actual en las ciudades europeas

En Europa hay ciudades que llevan años librando la batalla medioambiental como el caso de Berlín, pionera en políticas verdes. En 2008 logró imponer una zona medioambiental donde no pueden acceder los coches más contaminantes. Esto ha provocado reducir las partículas y conseguir mejores niveles de salud urbana.

Aunque recientemente se plantea en Europa la prohibición de los motores diésel, parece que la realidad aun es lejana. Francia ha impulsado de forma errónea este tipo de motores durante muchos años. Por tanto, no se puede prohibir de un día para otro este tipo de motores, puesto que han estado incentivando su compra. Abogan por tomar primero medidas más radicales a nivel local, como la implantación de autobuses y taxis eléctricos.

Con la contaminación no existen fronteras

Según los investigadores, no existen fronteras en la contaminación del aire y los contaminantes viajan de un país a otro. Los generados en Pekín y en China, por la deslocalización, tardan pocos días en llegar a Estados Unidos.

A pesar de que en California se aplica la ley sobre calidad de aire más restrictiva del mundo, con gran éxito durante los años 90, estas partículas vuelven a estar al alza debido a la nube china. La región supera los niveles reglamentarios y se niega a pagar unas multas por una contaminación que no produce.

La llegada de Manuela Carmena a Madrid

La ciudad de Madrid se ha divido en cinco zonas distintas, en función de la distribución de la población, la tipología y distribución de estaciones del sistema de vigilancia de calidad del aire y del tráfico. Se establecen tres niveles de preaviso en función del nivel de microorganismo en el aire durante determinadas horas consecutivas. Los escenarios se dividen en cuatro, desde la reducción de la velocidad a 70 km/h en la M30 y los accesos, prohibición de aparcamiento a no residentes dentro de la M30, restricción de tráfico en la almendra central y la restricción del 50% de todos los vehículos en función de la numeración de la matrícula.

Últimos estudios de la contaminación en Madrid

Para entender esta serie de actuaciones en Madrid es necesario conocer el histórico de contaminación de los últimos años estudiados (2006-2013). También, su relación con otras variables, como los ingresos hospitalarios. Cuando la contaminación aumenta en Madrid, se producen un 42% más de ingresos hospitalarios, reflejando una fuerte correlación entre la presencia de contaminantes en el aire y sus efectos nocivos para la salud.

  

Además, también podemos ver que existe una correlación entre la concentración de NO2 en la atmósfera de la ciudad de Madrid. Los picos de ingresos por enfermedades respiratorias son diciembre, enero y febrero de cada año.

De todos los pacientes ingresados por estos problemas, el 75% fueron niños menores de 10 años o mayores de 70 años.

A pesar de que las cifras de determinados contaminantes parece que han disminuido, esto se debe al cambio de las estaciones de control de calidad de aire durante el mandato del anterior ejecutivo, que se han trasladado hacia zonas más verdes para evitar las sanciones y alterar la realidad de la ciudad. En total forman 24 estaciones que recogen a tiempo real todas las mediciones e indicadores.

Posibles soluciones

Las soluciones para Madrid pasan por diversas alternativas. La que parece que más destaca es la de promover un menor uso del transporte privado contaminante, mediante restricciones al tráfico que pueden ser temporales o permanentes, mejora del sistema de transporte público en la ciudad y en la región de forma radial y transversal, aumentar los impuestos al carburante, subvencionar vehículos cero contaminantes como los eléctricos, un urbanismo construido sin necesidad de realizar tantos desplazamientos o potenciando el uso de bicicletas.

Algunas de ellas hemos visto recientemente cómo han funcionado, como es el caso del corte en la Gran Vía, generando un 32% menos de emisiones de NO2 en tan sólo ocho días, comparado con el periodo del año anterior.

Sin embargo, sea a corto o a largo plazo lo cierto es que se tienen que tomar medidas para terminar con las 27.000 muertes prematuras al año.

Bibliografía

  • Aprobado el nuevo Protocolo para Episodios de Alta Contaminación por NO2 – Ayuntamiento de Madrid. (2017). Madrid.es.
  • BARBANCHO, J., Rodríguez, A., & Editorial, E. (2015). Cómo consultar el nivel de contaminación de Madrid ELMUNDO.
  • Bernardo, Á. (2015). El problema de la contaminación en Madrid, en cinco minutos. Hipertextual.
  • CARDENAL, E. & S.L.U., U. (2015). 27.000 muertes prematuras en España debido a la contaminación. ELMUNDO.
  • Documentos TV – Ciudades irrespirables, Documentos TV – RTVE.es A la Carta. (2016). RTVE.es.
  • Las consecuencias de la contaminación en Madrid | Cambio16. (2017). Cambio16.com.
  • Los picos de contaminación causan un aumento radical en los ingresos hospitalarios. (2016). eldiario.es.
  • , E. & TRECEÑO, J. (2016). El Ayuntamiento de Madrid eleva el escenario por alta contaminación y el miÉrcoles 28 de diciembre no se podrÁ aparcar dentro de la M-30. ELMUNDO.
  • Protocolo de medidas a adoptar durante episodios de alta contaminación por dióxido de nitrógeno – Ayuntamiento de Madrid. (2017). Madrid.es.
  • Sánchez, E. (2016). El NO2 se ha reducido un 32% en la zona de Gran Vía los días de cierre. EL PAÍS.